1. ¿Para qué se utilizan las diferentes varillas?

    A la hora de seleccionar una varilla para un mezclador, debe tener en cuenta la conexión. Las conexiones redondas y hexagonales son aptas para taladros percutores, mientras que las conexiones M14 solo son compatibles con mezcladores. Otro factor importante es la dirección de mezclado. Existen varillas que se mueven hacia abajo, lo cual evita que se formen grumos. Son ideales para mezclar materiales líquidos y semilíquidos. Las varillas que se mueven hacia arriba están diseñadas para mezclar materiales semilíquidos y densos con una mínima resistencia. También hay varillas que se mueven en dirección lateral. Se trata de un movimiento muy potente que evita salpicaduras. Pueden utilizarse para mezclar materiales líquidos y semilíquidos.

    Existen diversos tipos de varilla para mezcladores y taladros percutores. Entre los más habituales cabe citar los siguientes.

  2. 1) Varilla para líquidos

    Se clasifican como líquidos la pintura, el barniz, las imprimaciones, la masilla y la escayola fina. Al mezclar dichos materiales, debe utilizarse una varilla diseñada para líquidos.
  3. 2) Varilla para semilíquidos

    Entre los materiales que pueden mezclarse con una varilla para semilíquidos están el mortero, el cemento cola y la cola de alicatar.
  4. 3) Varilla para materiales densos

    Se recomienda utilizar una varilla para materiales densos a la hora de mezclar cemento, escayola, cola de alicatar y mortero.