1. ¡Es muy importante que tenga un buen agarre!

    La amoladora angular es apta para montones de trabajos diferentes. Tenga siempre mucho cuidado de controlar bien la herramienta con ambas manos.

    Las amoladoras angulares suelen tener una empuñadura lateral que tiene dos posiciones y resulta fácil de mover. Así se mejora significativamente el nivel de control al realizar cualquier trabajo. Además, existe una tercera posición de la empuñadura lateral que ofrece una mejor visión de la pieza de trabajo.

    Una amoladora angular con una empuñadura trasera fina es una buena alternativa. La ventaja de este diseño ergonómico es que garantiza un mejor agarre y, por tanto, un mayor control al trabajar. El diseño estilizado de la empuñadura trasera, además, ayuda a que el usuario no se canse, sobre todo en trabajos de mayor duración.