¡Grandes novedades!
Tanto si estás soldando como aplicando cera sobre tus esquís o quitando pintura, nuestros nuevos decapadores de control electrónico te ayudarán a conseguir unos resultados óptimos.
Control permanente
El sistema electrónico de nuestros decapadores controla de manera permanente la temperatura de la herramienta y evita así que esta se sobrecaliente. Podrás usar boquillas de pequeño tamaño para diversos trabajos de soldado y desoldado.
Siempre a punto para dar el máximo
Los decapadores SKIL te permiten seleccionar temperaturas entre 50 y 650 °C y ajustes de caudal de aire de hasta 500 l/min. El modelo SKIL 8040 tiene, además, una práctica pantalla LCD desde la que podrás seleccionar con total precisión la temperatura y el caudal de aire adecuados para cada trabajo.
Si la cosa se calienta demasiado...
Nuestros decapadores tienen una exclusiva función de expulsión automática que permite quitar las boquillas de manera segura e inmediata (sobre todo cuando están calientes) y cambiarlas en función de los diferentes trabajos.
Accesorios fácilmente disponibles
Los decapadores SKIL son compatibles con la mayoría de las boquillas disponibles en el mercado. Así siempre encontrarás la más adecuada para cada trabajo.