Quitar papel pintado

74% of 100%

¿Quiere cambiar el papel pintado de su casa? Puede que acabe de mudarse o que simplemente le apetezca un cambio. Puede contratar a un especialista para este trabajo, pero también puede hacerlo usted mismo y es fácil.

  1. Preparación

    Quitar papel pintado es un trabajo bastante sucio en el que se salpica agua y quedan residuos de papel y pasta. Es buena idea colocar una lona o manta de polietileno para evitar salpicaduras. Coloque los armarios y demás muebles en la mitad de la habitación, póngase ropa vieja y asegúrese de tener una escalera de mano sólida. Hay que prestar especial atención a los enchufes e interruptores y cubrirlos bien con cinta de carrocero. Apague siempre la electricidad en el panel principal o en la caja de fusibles de la habitación que vaya a trabajar y compruebe que todas las tomas de corriente de dicha habitación están apagadas.

  2. Usar disolvente para quitar papel pintado

    En paredes relativamente pequeñas, puede usar un disolvente para quitar papel pintado. Diluya el disolvente siguiendo las instrucciones del producto. Aplique generosamente con un cepillo para papel pintado y déjelo actuar durante unos minutos. A continuación podrá retirar el papel pintado rascando con una espátula ancha. Cuando haya terminado, limpie la pared a fondo con agua y un cepillo duro. Repare con masilla las grietas y demás daños, incluyendo cualquier hueco que haya entre los paneles de yeso. Una vez seco, lije las zonas que haya reparado para eliminar cualquier irregularidad en la superficie.

  3. Papel pintado ligero

    Haga cortes en el papel pintado o use un rodillo perforador para hacer pequeños agujeros. Usando una esponja o cepillo limpio, aplique una solución de disolvente y agua templada sobre el papel pintado y déjelo actuar durante unos minutos. A continuación, retire el papel rascando con una espátula ancha. Retire con lija los residuos de papel pintado.

  4. Papel pintado pesado

    Haga pequeños agujeros en el papel pintado con un rodillo perforador. A continuación, retire el papel pintado con un quitapapeles de vapor. Gracias a las perforaciones, el vapor llegará detrás del papel pintado que, a continuación, podrá retirarse más fácilmente. Este es un buen método para quitar papel sobre el que se ha pintado, ya que, de otra manera, el papel resistiría a la acción de la humedad.

    Papel pintado vinílico
    El papel pintado vinílico consta de dos capas que hay que retirar por separado. Puede retirar la capa superior de la inferior sin utilizar disolvente. A continuación puede colocar sobre esta capa inferior otro papel pintado nuevo. Si quiere retirar todas las capas, use un rodillo perforador o cepillo de alambre seguido de un quitapapeles de vapor.

    Papel base
    El papel base puede arrancarse fácilmente de la pared.

  5. Papel base de fibra

    Este tipo de papel pintado se aplica usando una pasta al agua. Haga cortes o perforaciones en el papel pintado usando un rodillo perforador más pesado que pueda atravesar fácilmente el papel y llegar a la capa adhesiva. Humedezca el papel con una esponja empapada en agua caliente.
    El papel base de fibra suele usarse para pintar encima con pintura acrílica. Esta es impermeable, por lo que resulta más difícil de retirar con vapor y agua. La única opción en ese caso es lijar la superficie antes de retirar el papel pintado. También, en vez de retirar el papel pintado, puede optar por pintar encima con el color que desee. Así ahorrará mucho tiempo y esfuerzo.

  6. Papel pintado

    Si sus paredes están decoradas con pintura acrílica, podrá limpiarla aplicando agua mezclada con jabón y un producto desengrasante. Lije las superficies donde la pintura presente daños o se esté pelando. De esta manera mejorará la adherencia del papel pintado. Antes de colocar el papel pintado, es recomendable aplicar una capa de imprimación sobre las paredes.

  7. Quitapapeles de vapor

    En las áreas más grandes es mejor usar un quitapapeles de vapor. Llene la máquina de agua y espere hasta que el agua alcance la temperatura de trabajo. Empiece en una esquina de la parte de arriba y mantenga la boquilla de vapor en el mismo punto durante unos momentos. El papel pintado se ablandará y podrá retirarlo fácilmente rascando con una espátula ancha. Trabaje lentamente y con cuidado; de lo contrario, podría dañar la superficie que pretende rellenar más tarde. Debe trabajar de la parte superior de la pared hacia abajo, ya que el agua del quitapapeles de vapor goteará hacia abajo y humedecerá el papel pintado de la parte inferior. Si el adhesivo se ablanda fácilmente, podrá arrancar de la pared (con mucho cuidado, eso sí) trozos grandes ayudándose de la espátula. Por último, retire con papel de lija cualquier residuo de papel pintado y adhesivo que pueda quedar.

  8. Acabado

    Una vez retirado el papel pintado, verá que siempre quedan pequeños residuos. Empape bien estos puntos y retire los residuos rascando con la espátula, o bien límelos con una esponja para lijado. Rellene los huecos o cualquier otro daño con masilla y extiéndala uniformemente con la espátula.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Quitar papel pintado

3.7
3.7 of 5

68 total

  • 5
    30
  • 4
    9
  • 3
    14
  • 2
    5
  • 1
    10