Quitar musgo del césped

78% of 100%
Si tiene césped, es probable que en algún momento se haya formado musgo en él. El musgo que crece en el césped, además de ser antiestético, afecta al crecimiento de la hierba. Aquí le explicamos cómo quitar el musgo del césped y también cómo evitar que se llegue a formar.
  1. Causas de la formación del musgo

    La formación de musgo en el césped es un fenómeno muy habitual y frustrante. Si el musgo acaba por comerle terreno a la hierba, puede suponer un verdadero problema. Hay muchas situaciones que favorecen la formación de musgo o exacerban el problema, desde una tierra demasiado ácida (valor de pH bajo) o demasiado húmeda hasta suelos poco fértiles o incluso cortar la hierba muy a ras de suelo.
  2. ¿Por qué conviene quitar el musgo?

    Si quiere que su césped esté siempre bien verde y atractivo y que la hierba pueda crecer mejor, deberá quitar el musgo y evitar que se forme en el futuro. Al quitar el musgo del césped, la hierba tiene mejor acceso al oxígeno y la luz del sol. Además, las raíces absorben los nutrientes del suelo más eficientemente y el césped se mantiene más sano.
  3. ¿Cuándo se debe quitar el musgo?

    A lo largo del año, hay dos periodos principales en los que crece la hierba: primavera (abril/mayo) y otoño (septiembre/octubre). Si quita el musgo justo antes de esos periodos, la hierba se recuperará a medida que crece. Dependiendo del estado de la hierba, podrá quitar el musgo del césped una o dos veces al año. Si, después de quitar musgo, ve que se sigue formando mucho más a lo largo del año, puede repetir el proceso una segunda vez. Si solo quita el musgo una vez al año, es preferible que lo haga en abril.

    Asegúrese de quitar el musgo en días secos, ya que entonces es menos probable que se pegue a la hierba. A veces, cuando la primavera empieza un poquito más pronto, se puede quitar el musgo en marzo. Observe el tiempo y actúe en consecuencia.

  4. Paso 1: Retirar todas las hojas y demás restos del césped

    Empiece por retirar del césped todas las hojas y demás restos (por ejemplo, ramitas). Si tiene un soplador de hojas, podrá hacer el trabajo más rápidamente. Además de soplar las hojas muertas, estos aparatos también permiten aspirar y triturar los restos de poda más pequeños. Luego se depositan en una bolsa para que resulte más fácil desecharlos.
  5. Paso 2: Cortar el césped

    Corte el césped una vez que haya crecido hasta una altura de 2-3 cm. Si apenas ha crecido, no será necesario cortarlo.
  6. Paso 3: Quitar el musgo o escarificar

    Utilice un escarificador o aireador de césped para levantar el musgo. El aireador de césped permite eliminar fácilmente el musgo del césped. Luego, basta con reunir el musgo y deshacerse de él. En determinadas zonas, el musgo resultará más difícil de levantar. En esos puntos, utilice el aireador de césped dos veces, primero en una dirección y luego en ángulo recto respecto a la primera pasada.
  7. Paso 4: Sembrar

    Es posible que, tras quitar el musgo, queden calvas en las zonas del césped más afectadas. Puede arreglarlo sembrando césped nuevo. La hierba germina mejor si la temperatura no es demasiado elevada. La hierba deberá mantenerse húmeda hasta que germine la semilla. Evite caminar por las zonas recién germinadas, ya que en ese momento la hierba es muy frágil y se daña fácilmente. Tenga en cuenta que a los pájaros les encantan las semillas de hierba. Puede asustarlos clavando palos con trozos de papel de aluminio en diferentes partes del césped.
  8. Paso 5: Encalado (invierno)

    La acidez del suelo (el valor del pH) es un factor muy importante para el crecimiento de la hierba. Encontrará kits de pH en la mayoría de viveros.

    Si el valor del pH es demasiado bajo, la hierba no podrá absorber todos los nutrientes que necesita y, por tanto, crecerá más lentamente. Esta situación le da al musgo una oportunidad para crecer entre la hierba. El encalado aumentar el pH de la tierra (es decir, reducirá su acidez). Utilice cal especial para césped y distribúyala de manera uniforme justo antes de que llegue el invierno. Puede ser recomendable repetir este proceso a mediados de invierno. Se puede encalar incluso cuando hay nieve en el suelo. La tierra absorberá la cal cuando se funda la nieve.

  9. Paso 6: Fertilizado

    Todo césped necesita nutrientes. Teniendo eso en cuenta, puede fertilizar el césped unas 6 semanas después del encalado. Así protegerá las plantas contra enfermedades, ayudará a que la hierba se recupere más rápido y el césped estará más sano y verde. Además, cuanto más tupida crezca la hierba, menos probabilidades habrá de que se forme musgo.

    Existen diferentes tipos de fertilizante. Pueden dividirse en dos grupos principales: fertilizante orgánico y fertilizante artificial. El fertilizante artificial es más barato que el orgánico y contiene todos los minerales que necesita el césped. El fertilizante orgánico contiene solo nutrientes naturales y su acción dura más que la del fertilizante artificial. Tenga en cuenta que la mayoría de los fertilizantes contienen sustancias nocivas para los niños y las mascotas. Por tanto, es preferible evitar que niños y mascotas se acerquen al césped durante unos días, hasta que el fertilizante haya penetrado en la tierra. Siga siempre todas las instrucciones que figuren en el envase del producto.

  10. Evitar que se forme musgo en el césped

    Lógicamente, más vale prevenir que curar. Para minimizar el riesgo de formación de musgo de cara al futuro, le recomendamos una serie de prácticas que puede incluir en su rutina de mantenimiento del césped.

    Asegúrese de retirar con regularidad las hojas, restos de poda y otros elementos extraños del césped. De esta manera, la hierba tendrá más oxígeno y se eliminará el entorno húmedo y umbroso que tanto le gusta al musgo.

    Corte el césped con regularidad (al menos una vez a la semana durante el periodo de crecimiento), pero no lo corte demasiado al ras. Si su césped es ornamental o permanece a la sombra durante gran parte del día, fije la altura de corte a 2-3 cm. Si lo utiliza para que jueguen niños o mascotas, puede dejarlo un poco más largo. Fije la altura de corte a 4-5 cm.

    Si aplica cal cada año justo antes de que llegue el invierno y también a mitad de dicha estación, contribuirá a que el pH del suelo no caiga demasiado. Antes de empezar, haga una prueba de pH.

    Al musgo le gusta la sombra. Si en su césped hay arbustos o árboles que crean una zona umbrosa, le recomendamos podarlos un poco para dejar que entre más luz del sol.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Quitar musgo del césped

3.9
3.9 of 5

112 total

  • 5
    59
  • 4
    23
  • 3
    8
  • 2
    1
  • 1
    21