Podar coníferas

100% of 100%

Las coníferas son árboles de hoja perenne, por lo que son ideales para setos. En vez de hojas normales, como las de la mayoría de las plantas, las coníferas tienen hojas en forma de escama o aguja. Entre las de aguja, cabe destacar la pícea y el pino. Las coníferas con hojas tipo escama suelen utilizarse para setos. En estas instrucciones paso a paso, le explicamos cómo podar un seto de coníferas.

El mejor momento para podar sus coníferas es finales de mayo o principios de junio. Puede volver a podarlas en agosto y así tendrá la seguridad de que estén estupendas durante todo el invierno. No pode después de septiembre, ya que a las coníferas les afectan fácilmente las heladas.

  1. ¿Qué herramienta se debe utilizar para podar una conífera?

    Los recortasetos eléctricos son la mejor herramienta para podar un seto de coníferas. Para las ramas más gruesas, puede utilizar una sierra de poda.

  2. ¿Cómo se poda una conífera?

    Al podar coníferas, hay que dejar ramas verdes. El motivo es que la madera antigua no produce brotes. No se debe recortar más de unos 10 cm de los brotes más jóvenes. El seto de coníferas debe ser más ancho en la parte inferior para que así la luz del sol pueda llegar a una superficie lo más amplia posible. De esta manera, el crecimiento del seto de coníferas será óptimo. Si tiene una conífera aislada, debe recortar con regularidad unas cuantas ramas gruesas hacia el interior del seto. Podando solo por encima de una rama que apunte hacia dentro, se asegurará de que las ramas crezcan hacia dentro, lo que evita que la conífera se raje.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Podar coníferas

5
5 of 5

1 total

  • 5
    1
  • 4
    0
  • 3
    0
  • 2
    0
  • 1
    0