Pintar marcos de puertas y ventanas (interior)

80% of 100%

Elija una pintura adecuada para la habitación (por ejemplo, satinado, mate o brillo). Las pinturas con acabado brillante son una buena opción para la cocina o el baño, ya que son más resistentes a la humedad y más fáciles de mantener limpias. Aunque el acabado brillante suele ser más duradero, las pinturas mate cubren de manera más eficaz los arañazos e imperfecciones de la superficie.

Puntos de atención especial
Utilice brochas y rodillos de buena calidad. Con ellos, los resultados son notablemente mejores.

  1. Pintar marcos de ventanas y puertas de madera

    El primer paso a la hora de pintar puertas y marcos de ventanas es preparar la superficie que se va pintar. Para ello, hay que comprobar si se necesita hacer alguna reparación, como por ejemplo rellenar agujeros, grietas o marcas. Rellene las superficies que así lo requieran y lije para alisar. En las zonas amplias puede retirar la pintura antigua con un decapador. No es una tarea especialmente agradable, pero sí muy útil para conseguir un buen resultado. Quite todos los tornillos, clavos, manetas y bisagras que pueda y retire con un cepillo el serrín que pueda levantarse.

  2. Puertas y marcos de ventanas sin tratamiento

    La mejor manera de tratar las puertas y marcos de ventanas de madera es utilizar una pintura de resina sintética o un barniz al agua transparente. Los preparativos son los mismos que para la pintura normal. Lije levemente la superficie entre capas con un papel de lija fino (grano 180-240). Entre capas, retire todo el polvo con una esponja o un paño húmedo.

  3. Aplicar una capa de imprimación

    Aplique sobre las zonas no tratadas una capa base o de imprimación de buena calidad. Dicha capa es esencial para conseguir una buena cubrición y mejorar la adherencia. También puede mezclar una pequeña cantidad de la capa de acabado con la imprimación. Así mejorará la cubrición de la capa superior.

  4. Diferencias de color entre diferentes lotes de pintura

    El color de la pintura puede variar ligeramente entre lotes de producto. Cuando esté en la tienda, consulte siempre la etiqueta para asegurarse de que todas las unidades que adquiera tengan el mismo número de lote. Si nota alguna diferencia de color, puede corregirla mezclando el contenido de todas las latas.

  5. No hay por qué encintar

    Si tiene un pulso razonablemente bueno, no es necesario que encinte las superficies. Empiece y acabe ligeramente fuera de las esquinas y avance gradualmente hacia el extremo contrario (deberá haber un ligero solapamiento). Así evitará que se acumule pintura desde el punto de inicio.

  6. Utilizar una brocha redonda

    Empiece por las esquinas y los bordes. Utilice una brocha redonda (apenas necesitará sumergirla 1 cm). Asegúrese de no aplicar una capa de pintura demasiado gruesa. Tras aplicar la capa base en toda la superficie y dejar que se seque, líjela con un papel de grano 240-310 para alisar. Una vez seca la pintura, si han caído gotas en el cristal, podrá retirarlas con una rasqueta.

  7. Lijar y retirar el serrín

    Si utiliza una lijadora, deberá emplear también una aspiradora o accesorio similar. De lo contrario, acabará llenando de polvo la habitación. Utilice papel de lija de grano 40-80 para limpiar la superficie original y de grano 180-240 para el acabado. Tras retirar todo el polvo de la superficie, aplique la capa de acabado. Trabaje la superficie por bandas (una a una) y utilice una brocha redonda y pequeña para los bordes y las esquinas.

  8. Pintar ventanas y puertas de plástico

    Si tiene ventanas y puertas de plástico que se hayan quedado descoloridas, o si le apetece un cambio de color, puede optar entre pinturas alquídicas (al disolvente) o acrílicas (al agua).
    Si utiliza pintura al agua, recuerde que tarda mucho más en secarse sobre una superficie plástica. Aplique la pintura en varias capas más bien finas. El contenido de agua de la pintura debe quedarse completamente seco. ¡Recuerde que las superficies plásticas no absorben agua! Antes de empezar a trabajar, limpie a fondo la superficie que vaya a pintar con agua templada y un agente desengrasante.

  9. Proteger los bordes de goma

    Proteja los bordes de goma con cinta de carrocero. Empiece tratando las esquinas, los bordes y demás superficies con una imprimación especial para plástico. Este paso es esencial para conseguir que la capa de acabado se adhiera correctamente. Aplique la imprimación en una capa fina. Evite los bordes de goma: la imprimación hace que se endurezcan. No ocurre así si se utiliza pintura acrílica.

  10. Aplicar la pintura trabajando a lo largo

    Tras dejar secar unas horas, podrá empezar a aplicar la capa de acabado. Si utiliza una pintura alquídica (al disolvente), asegúrese de que el área de trabajo esté bien ventilada. Trabaje a lo largo y, para conseguir unos resultados aún mejores, siga la secuencia que se indica en el gráfico:

    1. Perfil superior e inferior
    2. Centro vertical del marco
    3. Centro horizontal del marco
    4. Paneles laterales

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Pintar marcos de puertas y ventanas (interior)

4
4 of 5

44 total

  • 5
    24
  • 4
    9
  • 3
    3
  • 2
    1
  • 1
    7