Pavimentar un patio pequeño

84% of 100%

Un patio pavimentado suele servir como prolongación de la estancia adyacente.Puede utilizarlo como espacio para sentarse o para aparcar su bici o moto.Además, es un elemento importante para la apariencia de su casa.

¿Qué hay que comprobar?
El patio debe estar perfectamente allanado y no presentar irregularidades, hoyos ni baches. Allanar el patio no es lo mismo que nivelarlo. Si el patio está perfectamente nivelado, quedarán en él charcos después de llover o de limpiarlo con la pistola de agua. En otras palabras: el patio debe tener siempre una ligera pendiente.

 

  1. ¿Cómo de grande debe ser la pendiente?

    El agua de lluvia debe poder evacuarse fácilmente del patio. Suele bastar con una pendiente de 2 cm por metro. Normalmente, se vaciará a un desagüe, al jardín o a la carretera.

  2. Marcar los bordes

    Para empezar, marque los bordes del patio con cuerda y unos postes de madera. Clave los postes directamente en la tierra, en vertical y a intervalos de un metro. Normalmente basta con una profundidad de 25 a 30 cm. Si desea que el patio llegue hasta una puerta exterior, la parte más elevada del patio deberá quedar al menos 3 cm por debajo de la puerta.

  3. Definir la pendiente

    Para definir la pendiente del patio, primero deberá decidir un punto fijo. Usando un nivel de burbuja y una tabla recta, marque dicho punto en el poste que quede más cerca de la casa. Fije la cuerda a esa altura en el primer poste y luego vaya bajando 2 cm en cada poste. Luego, coloque las tablas de los bordes siguiendo la cuerda a las alturas marcadas.

  4. Baldosas de patio sobre un lecho de arena

    Si desea colocar las baldosas del patio sobre un lecho de arena, necesitará una capa de arena de 10 cm de profundidad. Reparta la arena por toda la superficie de manera que quede ligerísimamente por encima de las tablas de los bordes. A continuación, distribuya sobre el lecho de arena una capa de cemento en polvo de 2 mm para estabilizar. Alise esta capa con un rastrillo y apisone el lecho de arena para afirmarlo. A continuación, alise la superficie con una tabla recta.

  5. Colocar las baldosas

    Coloque las baldosas de manera que queden planas y en fila recta sin pisar el lecho de arena. Las baldosas deben encajar perfectamente entre sí y quedar firmes en cuanto las coloque. La segunda fila de baldosas debe solaparse en media baldosa con la primera a fin de crear un patrón regular de entrelazado. Si calcula previamente cuántas medias baldosas necesita, evitará cortar demasiadas baldosas. Lo mejor es cortar las baldosas usando una amoladora angular con un disco de corte para piedra o un disco de diamante del diámetro adecuado. Cuando use la amoladora angular, asegúrese de llevar gafas de seguridad, protectores auditivos y guantes de trabajo.

  6. Hiladas laterales

    Una vez haya colocado todas las baldosas, podrá empezar a rematar los laterales con una hilada lateral de ladrillos u hormigón. Una vez hecho esto, podrá rellenar los laterales del patio con tierra vegetal.

  7. Adoquines

    Si desea un patio más resistente y de aspecto rústico, puede utilizar adoquines en vez de baldosas. Los adoquines suelen ser de piedra u hormigón y se venden en diferentes colores. El tipo de adoquines determinará el número de unidades que necesitará. Puede colocar los adoquines en un patrón entrelazado, bien en paralelo o con un ángulo de 45 grados. En el segundo caso, necesitará un número ligeramente superior de adoquines. También puede optar por otros diseños: trabado a medio ladrillo, entrelazado de espiga a 45° o 90°, de parqué, aleatorio…

  8. Arena estabilizada

    Si desea que su patio o carril de entrada queden realmente sólidos, puede colocar los adoquines sobre un lecho de arena estabilizada. Este material es una mezcla de arena y cemento en proporciones fijas. Para patios, deberá usar 150 kg/m³ de mezcla; para carriles de entrada, 200 kg/m³. También puede hacer usted mismo la mezcla de arena estabilizada. En ese caso, las proporciones serán 1:4 y 1:5, respectivamente. Esto quiere decir 1 parte (paladas o sacos) de cemento por cada 4 o 5 partes de arena. Si necesita una cantidad mayor, lo mejor es alquilar una hormigonera.

  9. Colocar adoquines

    Sin caminar sobre el lecho de arena, coloque los adoquines derechos, en el lugar adecuado y asegurándose de que encajan perfectamente. Golpéelos levemente con un martillo de goma para dejarlos colocados a la altura adecuada. Asegúrese siempre de golpear los adoquines en los bordes y no en el medio para evitar romperlos. Si un adoquín queda demasiado alto o demasiado bajo, sáquelo y quite o añada un poco de arena de debajo. A continuación, vuelva a colocar el adoquín y a golpearlo.

  10. Fila por fila

    Coloque los adoquines fila por fila y, cada vez que vaya a empezar una nueva fila, alise primero la arena a la altura adecuada. Mientras trabaja, compruebe desde diferentes direcciones si el patio está bien nivelado y si el patrón de los adoquines queda recto y regular. Después podrá cortar los adoquines al tamaño adecuado para los bordes laterales. Utilice una amoladora angular con un disco de corte para piedra o un disco de diamante del diámetro adecuado.

  11. Compactador de placa vibrante

    Si está haciendo un carril de entrada y los adoquines tienen que soportar el peso de su coche, es mejor compactarlos con una placa vibrante. También puede utilizar la placa vibrante para compactar el lecho de arena antes de colocar los adoquines. Una vez haya nivelado y compactado el lecho de arena, podrá colocar los adoquines con el patrón deseado. Una vez que haya colocado todos los adoquines, podrá compactarlos con la placa vibrante. Este método de trabajo resulta mucho más rápido que golpear cada adoquín de forma individual.

  12. Distribuir la arena

    Una vez que haya terminado el patio o carril de entrada, eche encima una cantidad generosa de arena argentífera. Utilice una escoba para barrer la arena y hacer que penetre en los huecos. Este trabajo puede resultar algo laborioso, pero merece la pena hacerlo con cuidado, porque así los adoquines quedarán más fijos y las malas hierbas lo tendrán casi imposible para crecer en los huecos. Pasados unos días, una vez rellenados todos los huecos, puede barrer para retirar el exceso de arena.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Pavimentar un patio pequeño

4.2
4.2 of 5

158 total

  • 5
    84
  • 4
    47
  • 3
    10
  • 2
    5
  • 1
    12