Instalar un grifo exterior

72% of 100%

Si tiene jardín, le será muy útil tener un grifo de agua exterior. Así le resultará más fácil regar las flores y las plantas, limpiar las ventanas o lavar el coche.

  1. Evitar la congelación de la tubería

    Instale el grifo exterior a unos 50 cm sobre el suelo. Durante el invierno, no olvide drenar la tubería para evitar la congelación. Eso implica que el grifo debe estar más alto que el lugar donde conecte la tubería. Posteriormente podrá instalar una válvula de desagüe en el punto más bajo de la tubería. Lógicamente, debido al riesgo de congelación, es buena idea que la tubería nueva sea lo más corta posible.

  2. Suministro de agua

    La tubería de la válvula principal de paso del agua suele tener un diámetro grande. Las conexiones de ramales que salen de esta tubería suelen tener un diámetro de 15 mm y algunas de las tuberías que van a los puntos de uso pueden tener un diámetro de 12 mm. Es posible, por tanto, que tenga que trabajar con tuberías de diferentes diámetros. Si prefiere no soldar las uniones, puede usar conectores de compresión para todos los diámetros de tubería.

  3. Encontrar la ubicación adecuada

    Seleccione el lugar donde desee instalar el grifo y el lugar donde la tubería vaya a atravesar la pared. Haga un agujero de 20 mm en la pared desde dentro hacia fuera, con una ligera pendiente hacia fuera para evitar que entre el agua de lluvia. Puede instalar el grifo en una placa de pared o bien embutido en la pared. Introduzca un tramo de tubería eléctrica en el agujero y rellene con sellador los huecos que puedan quedar. Puede doblar las tuberías o bien usar codos. Recomendamos usar conectores de compresión, ya que son más prácticos.

  4. Cerrar la válvula de paso principal

    Antes de empezar a trabajar, cierre la válvula de paso principal. Abra todas las válvulas de alimentación y deje que se vacíen las tuberías.

  5. Cortar la tubería de alimentación

    Localice el lugar de la tubería de alimentación donde desea insertar el racor en T para conectar el grifo exterior. A continuación, corte la tubería de alimentación con una sierra de arco o cortatubos y retire un tramo de unos 2 cm. Lime las rebabas y los extremos de la tubería con lija seca y de agua. Si tiene poco espacio para trabajar en la tubería, puede usar una amoladora angular. En ese caso, no olvide ponerse gafas de seguridad.

  6. Conectores de compresión

    La forma más sencilla de conectar tuberías de cobre entre sí es usar conectores de compresión. Se ofrecen en todo tipo de formas y tamaños: con diferentes diámetros y como adaptadores, racores en T, codos y extremos. Para colocar el racor en T, deslice la tuerca (seguida del anillo o la arandela de compresión) sobre uno de los extremos de la tubería. A continuación, inserte el racor en T en el extremo de la tubería y, con mucho cuidado, introduzca el anillo de compresión en el racor en T. Apriete la tuerca a mano hasta que sienta que el racor en T se aprieta sobre la tubería. Asegúrese de que la tuerca entra recta y se enrosca sin problema. A continuación, introduzca la tuerca y el anillo de compresión sobre el otro extremo de la tubería, insértelo en el racor en T y apriete la tuerca todo lo que pueda a mano.

  7. Apretar firmemente

    Por último, apriete las tuercas con una llave del tamaño adecuado, o bien con una llave ajustable. Apriete con cuidado: el cobre no es duro y se daña fácilmente. Por lo general, para conseguir un cierre estanco basta con que la tuerca dé una vuelta.

  8. La válvula de desagüe

    Instale la tubería junto con los codos y conectores de compresión que sean necesarios en el agujero de la pared exterior. Coloque la válvula de desagüe en el punto más bajo de la tubería para así poder drenar la tubería cuando hiele. Asegúrese de que ninguna otra parte de la tubería queda por debajo, ya que, en tal caso, no podrá drenar toda el agua de la tubería. Fije la tubería a las paredes con soportes o abrazaderas (al menos un soporte o abrazadera por cada metro de tubería).

  9. Colocar la placa de pared

    Coloque la placa de pared lo más cerca posible del lugar donde la tubería atraviesa la pared. Haga los agujeros de montaje en la pared, inserte los tacos y atornille la placa de pared. Conecte la tubería al conector de la placa de pared y fíjelo todo firmemente. Use un grifo con aireador. El aireador es una válvula especial dentro del grifo gracias a la cual no se hace el vacío cuando cae la presión del agua. Así se evita que el agua de una manguera conectada al grifo vuelva a la tubería de alimentación. Envuelva la rosca del grifo con 3 vueltas de cinta de teflón (aplicadas en el sentido de las agujas del reloj) y luego coloque el grifo en la placa de pared.

  10. SUGERENCIA!

    la cinta de teflón solo puede usarse una vez. Si afloja el grifo aunque solo sea mínimamente (por ejemplo, si no ha quedado colocado recto), deberá quitar todo el trozo de cinta y colocar un trozo nuevo. En vez de cinta de teflón, también puede usar cáñamo y masilla. Estos materiales pueden aflojarse y volver a apretarse sin crear fugas.
  11. Montaje embutido en pared

    En vez de usar una placa de pared, puede hacer un montaje embutido en la pared, lo que significa que parte del grifo queda dentro de la pared. De esta manera la instalación resulta menos vulnerable y tiene un aspecto más profesional. Para hacer un montaje embutido, use un cincel para retirar una cantidad suficiente de mampostería alrededor de la tubería de manera que el herraje embutido quede bien plano y encajado en la pared. Fije el herraje embutido a la pared con cemento cola. Este material se endurece en 20 minutos. Envuelva la rosca del grifo con cinta de teflón y fije el grifo en el herraje embutido. Abra la válvula principal de paso del agua y asegúrese de que no haya fugas.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Instalar un grifo exterior

3.6
3.6 of 5

59 total

  • 5
    25
  • 4
    10
  • 3
    9
  • 2
    6
  • 1
    9