Instalar un detector de humo

72% of 100%

Sentirse a gusto en casa significa, entre otras cosas, sentirse seguro. Un detector de humo ayuda. En caso de incendio, pueden liberarse sustancias como monóxido de carbono y es posible que no huela ni note nada, sobre todo de noche. Por eso es buena idea protegerse a usted y proteger a los suyos instalando detectores de humo. Con ellos, tendrá tiempo para apagar el fuego o escapar.

  1. ¿Cómo funciona un detector de humo?

    Los detectores de humo emiten una señal de alarma en cuanto se detecta humo o gas. Es decir, responden indirectamente al fuego. También hay detectores que responden al calor o la luz. Los detectores de humo son los más habituales para uso doméstico.

  2. En caso de alarma

    • Llame a los bomberos o al número de emergencias.
    • Cierre todas las puertas y ventanas en la habitación donde haya empezado el fuego.
    • Si hay alguna puerta cerrada en la que nota calor, no la abra.
    • Ayude a todo el mundo a alejarse del origen del fuego de manera segura.
    • Póngase un paño húmedo sobre la boca y la nariz. Evite inhalar humo.
    • Quédese lo más pegado que pueda al suelo: la temperatura es más baja y hay menos concentración de humo y gases venenosos.

  3. Lugares no adecuados para detectores de humo

    Hay sitios donde es mejor no instalar un detector de humo para evitar falsas alarmas:
    • Lugares donde se genera vapor de agua, como el baño/la ducha o la cocina.
    • Cerca de las aberturas para ventilación, calefactores o radiadores. En estos lugares, es posible que, debido a la convección de aire, los humos no lleguen al detector.
    • En el garaje, donde los gases del tubo de escape podrían dar lugar a falsas alarmas.
    • Cerca de lámparas. La lámpara emite un calor que puede generar una convección de aire; esta, a su vez, puede hacer que se mueva polvo y se contamine rápidamente el detector de humo. Los detectores de humo deben instalarse al menos a 30 cm de las lámparas.

  4. Detector de humo en las vías de escape

    Los detectores de humo deben instalarse en las vías de escape de la casa. Así siempre sabrá qué ruta debe seguir para salir de la casa. El mejor lugar para instalar un detector de humo es el techo. En la práctica, los detectores de humo se instalan en zonas como la entrada, la sala de estar, los pasillos y rellanos, las escaleras de subida a un desván, las dependencias adyacentes a la cocina y/o los trasteros. Si su casa tiene más de un piso, es buena idea instalar un detector de humo en cada piso. Es importante que pueda oír la señal de alarma de los detectores de humo en los dormitorios. Si tiene varios detectores de humo, lo mejor es que estén conectados entre sí.

  5. Instalación

    Retire la tapa y coloque el detector de humo contra el techo.
    Marque los orificios que vaya a taladrar en el techo. Taladre los orificios a la profundidad requerida usando una broca de 6 mm para madera o mampostería e introduzca los tacos en dichos orificios. Si el techo es de paneles huecos, necesitará tacos especiales. A continuación, atornille el detector de humo. Si el detector de humo tiene alimentación de red, deberá conectarlo siguiendo las instrucciones. El mejor lugar para colocar el detector de humo es en el centro de la habitación.

  6. Activar el detector de humo

    Coloque las pilas y vuelva a poner la tapa. Utilice el botón de prueba para comprobar si el detector de humo funciona. No olvide cambiar las pilas siempre que sea necesario. Todos los detectores de humo tienen una señal de advertencia cuando las pilas están a punto de agotarse.

  7. SUGERENCIA!

    No tire las pilas usadas a la basura. Llévelas a un punto de reciclaje autorizado. O bien utilice pilas recargables de buena calidad.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Instalar un detector de humo

3.6
3.6 of 5

25 total

  • 5
    9
  • 4
    7
  • 3
    2
  • 2
    3
  • 1
    4