Diferentes tipos de pintura y barniz

82% of 100%

Al pintar, conseguimos darle al interior y al exterior de nuestra casa un aspecto completamente nuevo de manera muy rápida. Hay diferentes tipos de pintura para interior y exterior. También es importante considerar la superficie en la que se va a trabajar: madera, metal, escayola, hormigón, mampostería, plástico... Cada material tiene características específicas, así que tendrá que elegir una pintura adecuada. Puede elegir barniz opaco o transparente, pintura con acabado satinado o brillante... Muchos de estos tipos de pintura son muy resistentes, aunque, lógicamente, están expuestos a daños accidentales y al normal desgaste.

“Pintura” y “barniz” son nombres genéricos para las capas exteriores que se secan por evaporación o por la acción de un disolvente. Son de diferentes tipos y materiales (disolventes, pigmentos, aditivos, aglutinantes...). Pueden ser al agua (acrílicas) o al disolvente (alquídicas).

Puntos de atención especial
Utilice brochas y rodillos de buena calidad. Con ellos, los resultados son notablemente mejores.

  1. Capa base: tan esencial como indica su nombre

    Para mejorar la adherencia y la cubrición, primero deberá aplicar una capa base o de imprimación, que tiene características especiales y diferentes de la capa superior y es esencial para conseguir un buen resultado. Además, y esto es especialmente importante, la imprimación reduce la absorción del material sobre el que se está pintando, con lo que mejora la adherencia. La imprimación también impide que acabe quedando suciedad en la capa de acabado. Sobre las superficies de metal, deberá aplicar una capa base especial o una imprimación antióxido.

  2. Imprimación especial para paredes

    Si desea pintar una pared de hormigón o mampostería sin tratar seguida inmediatamente de una capa de acabado, la pared absorberá gran parte de la pintura. Esto se debe a que la pared es porosa. El resultado final no será muy bueno, ya que no se conseguirá suficiente cubrición ni solapamiento en la acción del rodillo. Lo mejor es aplicar primero una imprimación. Se puede utilizar una imprimación para escayola, pladur y ladrillo. La imprimación también evitará que penetren en la pared elementos como la nicotina, las grasas de cocina, la suciedad de la superficie, las salpicaduras de agua o las marcas de rotuladores de los niños. Si aplica una imprimación, evitará todos estos efectos no deseables.

  3. Pintura alquídica

    La pintura alquídica o sintética puede utilizarse tanto para interior como para exterior, tiene un 40-50 % de base de trementina y puede diluirse usando más trementina. No se adhiere a la pintura acrílica y puede comprarse con acabado satinado o brillante. La pintura alquídica admite una segunda capa 16 horas de aplicar la primera.
    Los pintores profesionales suelen utilizar pintura alquídica para conseguir un buen resultado final. La penúltima capa suele hacerse con una mezcla de 50 % de capa base y 50 % de capa de acabado. La pintura de acabado satinado tiene un aspecto menos brillante. Cuando termine de usar las herramientas, límpielas con trementina.

    Descoloración
    La resina alquídica que se utiliza en este tipo de pintura suele sufrir una descoloración gradual. El aglutinante que contiene se descolora por la acción de los rayos UV o de la falta de luz. El efecto se percibe entre las zonas más claras y las más oscuras, como por ejemplo en los muebles y en la parte interior de las alacenas y marcos de puertas. La pintura con alto contenido de sólidos tiene, como su propio nombre sugiere, un elevado contenido de pigmentos, lo que hace que su composición sea más sólida y ofrezca una mejor capacidad de cubrición.

  4. Pintura acrílica

    La pintura acrílica se utiliza sobre todo en interiores y es menos apta para uso en exteriores. Suele durar unos 4 años. Este tipo de pintura tiene una base de un 5-10 % de trementina y puede diluirse con agua. Tiene un índice de adherencia razonablemente bueno a la pintura alquídica y puede aplicarse con un rodillo o brocha especial. Esta pintura se seca pasadas 6-8 horas y puede cubrirse con capas adicionales finas. La pintura acrílica se vende con acabado satinado y de brillo estándar (no de alto brillo como la pintura alquídica).

    La pintura acrílica tiene la ventaja de que puede mezclarse con agua. No huele a disolvente, se seca más rápido y no se descolora. Ahora bien, sí requiere trabajar de manera rápida y precisa: una vez se ha terminado de aplicar una capa de pintura acrílica, ya no se puede retocar. La pintura acrílica solo se puede aplicar a temperaturas de entre 8 y25 °C. Cuando termine de pintar, puede limpiar las herramientas con agua caliente y detergente.

  5. Pintura sobre pintura

    La pintura acrílica puede aplicarse sobre pintura alquídica previamente lijada, pero no viceversa. Es decir: una vez que haya usado pintura acrílica, tendrá que seguir utilizando pintura acrílica. Si quiere volver a utilizar pintura alquídica (a base de trementina), deberá quitar primero toda la capa de pintura acrílica. Para ello, en la mayoría de los casos, tendrá que rascarla manualmente, quemarla con un decapador o, en el peor de los casos, usar un agente decapante.

  6. Pintura de látex

    La denominación “pintura de látex” y otras similares empezaron a popularizase en los años 40 del siglo pasado. Hacen referencia a pinturas que contienen una emulsión de látex natural (goma líquida). El látex se obtenía originalmente como producto natural del árbol del caucho (Hevea brasiliensis). La savia del árbol del caucho es el producto con el que se fabrica el caucho auténtico. Hoy en día, los fabricantes de pinturas de látex ya no utilizan este látex natural, sino un polímero sintético para pinturas acrílicas y vinílicas. Las pinturas de látex actuales tienen una composición química y unas características completamente diferentes a las del caucho tradicional. Por eso, “pintura de látex” ya no es un nombre adecuado para referirse a la pintura al agua (de hecho, su base es una pintura acrílica).

  7. Barniz

    Barniz transparente: este barniz le da a las superficies de madera un acabado de color y, al mismo tiempo, permite que se siga viendo el acabado transparente y que la madera pueda respirar.
    Barniz opaco: este barniz cubre la superficie de la madera, con lo que la estructura de esta última deja de ser visible y la superficie queda protegida. Este barniz se ofrece en transparente, pero también en muchos otros colores diferentes. Además, puede mezclarse en una máquina. El barniz transparente también se ofrece en una amplia variedad de acabados concretos, como teca, kiaat y shorea (meranti). Así podrá combinar colores y conseguir un efecto decorativo al tiempo que protege la madera. El barniz puede usarse directamente como primera capa, pero en ese caso debe diluirse al 10 %. Lije con suavidad entre capas.

  8. Pinturas y lacas transparentes

    Los sistemas de lacas y pinturas transparentes son menos resistentes a la acción de los rayos ultravioleta (UV). En la capa de superficie hay suficiente protección, pero, por debajo de esa capa protectora, la madera puede verse afectada por la podredumbre (que, en la práctica, resultará claramente visible). Esta pintura se vende tanto en acrílica como en alquídica. El barniz para escaleras o suelos de parqué es la opción más resistente para dar capas transparentes en dichas superficies.

  9. Máquinas mezcladoras de color

    Estas máquinas se han convertido en un elemento esencial para las tiendas especializadas en pinturas. El mezclado emplea una serie de colores básicos con pastas de pigmento. Un ordenador controla la mezcla de colores básicos y las cantidades de pigmento para conseguir el color deseado. El color preparado de esta manera puede volver a encargarse fácilmente más adelante en caso necesario. Puede conseguirse prácticamente cualquier color y así coordinar perfectamente diferentes tonos, siempre con unos resultados perfectos. También puede consultar las muestras de color estándar del fabricante o las del sistema internacional de colores RAL.

  10. Disolventes

    Los disolventes están diseñados, como su nombre indica, para disolver y diluir pinturas y barnices. Hoy día siguen utilizándose en pinturas para superficies de madera. Son muy volátiles y pueden tener efectos perjudiciales para el medio ambiente y la salud de las personas. Entre los disolventes más habitualmente utilizados están la trementina, el alcohol, la acetona, el aguarrás y el diluyente. Para la pintura acrílica, el “disolvente” más común es... ¡el agua!

  11. Pintar sobre capas de pintura antiguas

    Antes de aplicar una nueva capa de pintura, deberá tener claro qué tipo de pintura se ha utilizado. Si está utilizando el mismo tipo de pintura, bastará con lijarla y luego rellenar los huecos y otras imperfecciones con masilla. Si quiere que la madera original vuelva a quedar visible o si va a pintar sobre pintura acrílica con una nueva capa de pintura alquídica, no le quedará más remedio que eliminar por completo la pintura existente con un decapador o agente decapante.

  12. Decapador

    El decapador es una herramienta excelente para retirar viejas capas de pintura. El calor ablanda la pintura y así resulta más fácil levantarla con una rasqueta. Tenga cuidado de no respirar los vapores de la pintura caliente y también de no quemar la superficie de la madera. Si necesita retirar varias capas gruesas de pintura, una buena solución es utilizar el Multidecapadora con un disco limpiador.

  13. Agente decapante

    Si le resulta difícil utilizar un decapador, otra opción es recurrir a un agente decapante. Resulta muy eficaz para la pintura sintética, pero no funciona igual de bien con la pintura acrílica. El agente decapante puede eliminar varias capas de una vez, siempre que se deje tiempo suficiente para que haga efecto. Deberá utilizar una máscara y guantes de protección. Retire la capa vieja de pintura antes de que se endurezca.
    ¡Mucho cuidado! Si le queda alguna gotita de agente decapante en la ropa, asegúrese de que no le toque la piel. De ocurrir esto, deje de trabajar inmediatamente y enjuague la ropa con abundante agua corriente. Tras retirar la capa de pintura vieja, limpie a fondo la superficie con agua y deje secar antes de aplicar la nueva capa. Asegúrese de que la zona donde vaya a trabajar esté bien ventilada y de que los niños no puedan acceder a ella.

  14. Masillas de relleno

    Si se han dañado áreas, huecos, grietas y otras imperfecciones, repárelas con masilla (de tipo elástico, en caso necesario). Si ve una grieta, primero de todo ábrala y hágala más grande. De no hacerlo así, no podrá utilizar suficiente masilla como para que se adhiera a la grieta y esta último pronto volverá a abrirse. Una vez esté todo seco, lije suavemente. Si está utilizando madera sin tratar, rellene las grietas y rajas con masilla para madera del mismo color.

  15. SUGERENCIA!

    Utilice un compuesto de madera y plástico y mézclelo con serrín para conseguir una reparación casi invisible y del mismo color.
  16. Sellador

    Para rellenar cualquier imperfección entre las paredes y los marcos de las ventanas, utilice un sellador acrílico que admita pintar encima. No utilice sellador de silicona: este material no deja que se adhiera la pintura. Espere a que se seque y luego lije para alisar. En caso necesario, utilice una imprimación para asegurarse una cubrición completa. Limpie las manchas de grasa o amoniaco, sobre todo en la cocina o el baño. Utilice un paño húmedo para quitar el polvo del borde superior de las puertas y marcos de ventanas y de las aberturas de las puertas. Si aplica sellador en el baño o en otras habitaciones húmedas, lo mejor es utilizar uno con protección antimoho. Así evitará el característico moho negro.

  17. Cinta de carrocero

    Si decide utilizar cinta de carrocero, utilice una que sea de buena calidad y especial para pintar. En ocasiones se vende en color azul o verde, lo cual facilita el identificarla. Aplíquela en tiras cortas y solapadas y asegúrese de presionar para que los bordes queden bien fijos. La cinta debe quitarse inmediatamente después de pintar, o en todo caso antes de que la pintura se haya secado por completo. De lo contrario, correrá el riesgo de que el borde de la zona pintada se descascarille. Si la pintura ya se ha secado, retire la cinta de carrocero lentamente a un ángulo de 30°-45°. Si aun así sigue quedando algo de cinta, puede cortarla con mucho cuidado desde el lado de la pintura con un cúter bien afilado.

  18. Some other examples of different kinds of paints

    Otros ejemplos de diferentes tipos de pinturas:

    •    Pintura especial para paredes en habitaciones húmedas
    Especialmente formuladas para evitar el moho y la podredumbre en paredes de un solo ladrillo de grosor.

    •    Pintura magnética
    Contiene partículas metálicas que permiten fijar notas con imanes.

    •    Pintura de pizarra
    Para escribir notas y hacer dibujos con tiza.

    •    Pintura luminosa
    Absorbe la luz y luego la emite en la oscuridad. El efecto luminoso desaparece al rato, pero vuelve una vez que se ha iluminado de nuevo la superficie.

    •    Pintura en aerosol
    Tiene excelentes propiedades de relleno, cubrición y adherencia. Puede utilizarse en superficies tratadas y no tratadas: madera, metal, aluminio, cristal, piedra y diferentes tipos de plástico. Muy práctica para lugares de difícil acceso.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Diferentes tipos de pintura y barniz

4.1
4.1 of 5

153 total

  • 5
    91
  • 4
    31
  • 3
    3
  • 2
    5
  • 1
    23