Construir una valla

84% of 100%

Para construir una valla u otro tipo de elemento de separación en el jardín, primero conviene pensar en los objetivos del trabajo:

  • ¿Qué requisitos debe cumplir la valla?
  • ¿Qué influencia tendrá la valla en su jardín o en su casa?
  • Observe detenidamente los efectos de la entrada de luz y la sombra.
  • ¿Es necesario que la valla sea lo suficientemente fuerte como para resistir impactos (por ejemplo, embestidas de perros... ¡o niños!)?
  • ¿Quiere que la valla sea opaca o prefiere que deje pasar la luz?
  • Siempre es buena idea consultar con sus vecinos para conocer su opinión. ¡Incluso es posible que puedan compartir los costes!


Puntos de atención especial
En ocasiones, para poder construir una valla, es posible que deba solicitar un permiso de obra. En caso de duda, consulte primero con las autoridades locales.

  1. Tipos de valla

    Valla de alambre
    Las vallas de alambre se instalan muy rápidamente y son uno de los tipos de cercado más económicos y fáciles de mantener.

    Gaviones
    Estas jaulas de metal rellenas de piedras o corteza de árbol son cada vez más populares como método para crear separaciones en el jardín. Son un tipo de muy fácil de hacer, pero ese esencial tener una base sólida.

    Valla con seto
    Instalar un seto natural es sencillo, pero hay que podarlo con regularidad. Hay plantas y arbustos que son ideales para setos: hiedra (sobre malla de alambre), coníferas, boj, haya, pino... Ahora bien, este sistema ofrece menos protección contra visitantes no deseados que otros tipos de valla.

    Cercas de madera
    La madera es un material natural en el entorno de un jardín y resulta muy adecuada para hacer vallas. Puede utilizar diferentes tipos de madera, desde las típicas europeas hasta las más exóticas. El coste y el método de instalación dependerá principalmente de la construcción y de la altura deseada para la valla.

     

  2. Marcado

    Decida dónde desea colocar la valla y allane la superficie tanto como sea posible. Mida la longitud de la valla y los puntos donde deban ir los postes del centro y de los extremos. Divida las secciones en tramos de igual longitud. Los postes de los extremos se colocarán al final de los tablones horizontales, que tienen una longitud de 4 metros. En primer lugar, haga un dibujo general y luego decida qué materiales necesitará y en qué cantidades o longitudes. Una vez que sepa dónde va a ir la valla, podrá marcar la altura de 1,80 m. Utilice cuerda para asegurarse de que todos los postes quedan colocados en una línea bien recta.

  3. SUGERENCIA!

    Vallas de jardín estándar

    En los viveros encontrará diferentes tipos de materiales y tramos para vallas. La mayoría tienen longitudes y alturas fijas y varían en calidad y precio.

  4. Tablones verticales dobles

    Una valla hecha con tablones verticales dobles crea un efecto más espacioso, ofrece mayor privacidad y deja pasar mejor el viento. Utilice tablones y postes de madera de pino (u otra madera apta para jardín) ya cepillada y tratada. Los tablones horizontales son de 1,8 x 14,5 x 400 cm; los tablones verticales, de 1,8 x 14,5 x 180 cm; y los postes, de 6,8 x 6,8 x 270 cm.

  5. Espaciar los tablones

    Coloque los postes de la valla separados por espacios de 4 metros, con postes intermedios cada 2 metros. Recuerde que todos los tablones verticales deben estar separados por el mismo espacio y que deben tener una longitud de 4 metros. A continuación, coloque los tablones en el otro lado de la valla para rellenar los huecos. Para fijar los tablones verticales, coloque 3 traviesas horizontales (arriba, abajo y en medio) en una cara de los postes y en posición transversal a estos. Puede utilizar tablones del mismo tamaño que los verticales. Solo variará la longitud. A continuación, atornille los tablones verticales a las traviesas horizontales.

  6. ¿Cuántos tablones necesitará?

    Supongamos, por ejemplo, que ha decidido hacer una valla de 180 cm de altura. Si emplea tablones de 1,8 x 14,5 cm de ancho separados por espacios de 7 cm, necesitará 5 tablones por cada metro en la parte frontal y 4 tablones por cada metro en la parte trasera. Esto hace un total de 9 tablones por metro de valla. Por tanto, si la valla tiene, por ejemplo, 12 metros de longitud, necesitará 9 x 12 = 108 tablones verticales de 180 cm. En el caso de las traviesas horizontales, necesitará 3 tablones de 4 metros para cada sección. Una valla de 12 metros tendrá 3 secciones, por lo que necesitará un total de 9 tablones horizontales de 4 metros.


    Compre tablones verticales de sobra para poder cubrir cualquier necesidad inesperada. Utilice 4 x 30 mm tornillos galvanizados o de acero inoxidable para fijar los tablones. Para las traviesas horizontales necesitará el siguiente número de tornillos: 3 x 3 tornillos por tablón x 9 = 81 tornillos. Y para el tablón vertical necesitará: 108 x 3 = 324. Total: 81 + 324 = 405 tornillos.

  7. Marcar

    Para señalar la posición de los postes de la valla, haga las marcas correspondientes por fuera de la cuerda (por ejemplo, con postes más pequeños). El motivo para hacerlo así es que las marcas que haya hecho inicialmente en la cuerda dejarán de estar visibles cuando cave los agujeros para los postes. Resultará mucho más fácil y más rápido fijar los postes de la valla si cuenta con la ayuda de otra persona. Con dos personas, por ejemplo, es mucho más sencillo fijar las traviesas horizontales y clavar los postes en la tierra.

  8. Cavar los agujeros para los postes

    Empiece colocando los postes de las esquinas. Cave un agujero estrecho, de 60 a 80 cm de profundidad, con una pala fina o con una perforadora de suelo. Para asegurarse de que el poste quede firme, deberá cavar hasta llegar a una parte firme de la tierra. Si la tierra está muy seca, es buena idea humedecerla primero. Ello facilitará la tarea de cavar o perforar los agujeros. También puede comprar soportes galvanizados para postes, que se pueden introducir directamente en la tierra.

  9. Evitar la podredumbre en los postes

    En los postes hay que aplicar un tratamiento hasta una altura de 10 cm por encima de la tierra para evitar que la madera se pudra. Existen diferentes tipos de conservantes o brea para proteger la madera. También puede utilizar resina acrílica que, una vez se seca y se endurece, es totalmente impermeable. Otra alternativa para evitar la podredumbre es colocar los postes dentro de una tubería de PVC de mayor diámetro.

  10. Colocar los postes

    Introduzca el poste en el agujero, justo encima de la línea central de las marcas. Ayudándose de una escalera de mano y una maza, clave poco a poco el poste en la tierra hasta que la parte superior del poste quede a la misma altura que la cuerda. Tras cada golpe de la maza, compruebe con el nivel de burbuja si el poste sigue bien vertical. Si el poste se desalinea al clavarlo y no queda bien cuadrado, puede corregir la posición ayudándose de una mordaza en la parte central del propio poste. Trabaje siempre con guantes para proteger las manos de posibles astillas.

  11. Verter hormigón

    Puede dejar el poste perfectamente fijo añadiendo mezcla de hormigón. Prepare la mezcla y viértala en el agujero. Las proporciones son las siguientes: 1 kg de arena gruesa, 1 kg de grava y 0,5 kg de cemento. También puede verter mortero de fraguado rápido directamente del saco al agujero y luego añadir agua. Asegúrese de que el poste permanece vertical y correctamente alineado. Para ello, utilice un nivel de burbuja o una plomada. Por último, utilizando el mango de la maza, golpee los postes de la valla de manera que queden firmemente introducidos en la tierra.

  12. Postes intermedios

    Coloque los postes intermedios a lo largo del centro de la valla siguiendo las marcas según se muestra en la imagen. En caso necesario, puede atar un tramo de cuerda entre los dos postes de los extremos para asegurarse de que todos los postes quedan alineados en su parte superior.

  13. Nivel de burbuja horizontal

    Para asegurarse de que todos los postes quedan alineados en su parte superior, utilice un nivel de burbuja o una manguera de jardín transparente llena de agua. Compruebe que en la manguera no haya burbujas de aire. Si el resultado no es el esperado, siempre puede serrar posteriormente la parte superior de los postes.

  14. Colocar los tablones horizontales

    Empiece por el tablón horizontal de la parte inferior. Fíjelo con tornillos justo por encima del nivel de la tierra. Compruebe con el nivel de burbuja que esté perfectamente horizontal. Pretaladre los agujeros de los tornillos para evitar que la madera se astille. Utilice 3 tornillos en cada unión. A continuación, atornille el tablón superior y, por último, el del medio. Asegúrese de colocar los tablones correctamente y de que queden todos horizontales (compruébelo con el nivel de burbuja).

  15. Usar mordazas como ayuda

    Es más fácil colocar los tablones si los fija con mordazas antes de atornillarlos. Lo mejor es fijar los tramos de la valla uno por uno (hay que tener en cuenta la posibilidad de que haya cometido algún error al medir).

  16. Colocar los tablones verticales de la parte frontal

    Empiece con el primer tablón vertical del lado más visible (por ejemplo, el más cercano a la casa). Para comprobar la posición, utilice siempre el nivel de burbuja o la plomada. Puede serle útil hacer unas cuantas piezas de madera de unos 7 cm de largo y utilizarlas como espaciadores entre cada tablón y el siguiente. Compruebe regularmente el espacio entre los tablones (la anchura de estos últimos puede variar).

  17. Colocar los tablones verticales de la parte trasera

    Tras colocar los tablones de la parte frontal, vuelva al principio y marque una línea central en el espacio entre los tablones frontales ya instalados y la nueva fila de tablones de la parte trasera. Esta línea determinará la posición central del primer tablón en la parte trasera de la valla. Es buena idea marcar los puntos centrales de los tablones como referencia. A continuación, ayudándose de un nivel de burbuja o una plomada, compruebe que todo quede recto y correctamente alineado.

     

  18. Puertas

    Puede resultar útil instalar una puerta en la valla. La anchura estándar es de 90 cm y la altura, la misma que la de la valla. Como refuerzo y para evitar que la puerta se combe, coloque dos tablones diagonales a un ángulo de 45°. Los postes de la puerta se colocan igual que los de la valla. Necesitará: bisagras, un cierre de perno o una cerradura y tuercas y pernos. En caso necesario, utilice dos postes más largos a la izquierda y a la derecha y ponga una viga transversal para repartir el peso de la puerta.

  19. Tejadillos

    Remate los postes con tejadillos para evitar que el agua de lluvia pueda penetrar en los postes y pudrir la madera. Otras opciones son clavar encima un trozo de tela asfáltica o serrar en ángulo la parte superior del poste.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Construir una valla

4.2
4.2 of 5

461 total

  • 5
    281
  • 4
    84
  • 3
    29
  • 2
    18
  • 1
    49