Construir una carrilana o auto loco

68% of 100%

Las carrilanas o autos locos son vehículos de inercia que también se conocen como "soapbox carts", término inglés que hace referencia al hecho de que originalmente se hacían con cajas de jabón. Antiguamente, los niños montaban simplemente una de esas cajas de jabón sobre un cochecito viejo de bebé y se lo pasaban en grande. Hoy en día, el término se utiliza para hacer referencia a un vehículo casero montado sobre un chasis bajo. No tiene motor ni ningún otro elemento propulsor.

Las carrilanas suelen empujarse desde detrás o bien se dejan rodar cuesta abajo, por inercia. Las carreras de carrilana son populares y numerosas. Hay diferentes maneras de controlar la dirección de una carrilana: con cuerdas, con los pies, con palancas o utilizando la horquilla y el manillar de una bicicleta vieja. Las carrilanas sencillas solo son aptas para ir a poca velocidad, pero aun así, si va a construir una, es buena idea incorporar un freno.

Materiales necesarios
- Tabla de 50 x 225 mm y 120–150 cm de largo
- 2 planchas de 45 x 120 mm y 540 cm de largo
- 11 planchas de 10 x 150 mm y 50 cm de largo
- Madera para el soporte del asiento  
- 2 barras metálicas redondas del mismo tamaño que el diámetro del eje
- 4 ruedas
- Tornillos
- Arandelas metálicas
- Tuercas y pernos
- Pasadores hendidos
- Cuerda para la dirección
 

  1. Dimensiones de la carrilana

    La carrilana tendrá unas dimensiones de 1,2-1,5 m de largo y unos 75 cm de ancho. La altura vendrá determinada por el diámetro de las ruedas. Cuanto más grandes sean las ruedas, mayor será la altura respecto al suelo. Las dimensiones dependerán también de quién vaya a pilotar la carrilana. Puede decidir las dimensiones según su preferencia personal. Lo mismo cabe decir sobre los materiales elegidos para el bastidor, las ruedas, la dirección, el freno o frenos y el asiento.

  2. Ruedas de la carrilana

    Para su carrilana necesitará cuatro ruedas, todas ellas del mismo diámetro. En las tiendas de bricolaje hay diferentes tipos de ruedas, por ejemplo para carretillas. También puede usar las ruedas de un cochecito viejo de bebé o de una bicicleta de niño. En ocasiones puede resultar difícil encontrar ejes de metal de un tamaño adecuado para el diámetro de las ruedas. Puede utilizar un pasamanos viejo o postes de una valla, o bien puede buscar barras metálicas en una tienda de bricolaje. Aquí vamos a usar ruedas de carretilla de 360 mm de diámetro y ejes de 20 mm de diámetro. Las ruedas de la carrilana las fijaremos con arandelas y pasadores hendidos.

  3. Ejes metálicos

    Taladre agujeros de 5 mm en los ejes metálicos de 20 mm de diámetro y 750 mm de longitud Partiendo del punto central, taladre dos agujeros a izquierda y derecha con un espacio de 100 mm entre ellos. Esos agujeros le permitirán atornillar firmemente el eje a los travesaños delantero y trasero de la carrilana. Taladre en los extremos del eje dos agujeros para fijar las ruedas con los pasadores hendidos. La distancia dependerá de la anchura de los cubos de las ruedas + las arandelas de fijación + un poco de holgura.

    Las ruedas de carretilla que hemos seleccionado tienen un diámetro de 360 mm, con unos neumáticos de 85 mm de anchura, un orificio de 20 mm en el extremo del eje y unos cubos de 75 mm de anchura. Así, para determinar la posición de los dos agujeros para los pasadores hendidos, el cálculo sería el siguiente: 75 mm + 2 x grosor de las arandelas de 3 mm = 6 mm + 2 x 2 mm de holgura en cada lado = 4 mm, para un total de 85 mm. El hueco entre el pasador hendido de la parte interior y el travesaño trasero es de unos 10 mm en cada lado.

  4. Travesaño trasero de la carrilana

    Los travesaños delantero (sistema de dirección) y trasero de la carrilana los haremos con vigas de madera de 45 x 120 mm y 540 mm de longitud. Ambas vigas llevarán una ranura en la parte de en medio para alojar el eje metálico. Dicha ranura tendrá 20 mm de ancho y 15 mm de profundidad y se extenderá por toda la longitud de cada viga. Utilice una sierra circular configurada a 15 mm de profundidad para hacer en la viga dos cortes en paralelo que marcarán los lados de la ranura. A continuación, utilice un cincel para cortar el resto de la ranura entre las dos líneas de serrado. Cortar la ranura le resultará aún más fácil si tiene una fresadora. Una vez hecho esto, atornille bien el eje a la parte de en medio del travesaño trasero.

  5. Travesaño delantero de la carrilana (sistema de dirección)

    A continuación, monte el eje de las ruedas delanteras de la carrilana siguiendo el mismo procedimiento que con el travesaño trasero, pero antes de ello tendrá que fijar un perno M12 de 12 o 16 cm de largo. Taladre un agujero de 12 mm en la mitad del travesaño delantero (sistema de dirección). A continuación, con una broca de 20 mm, haga un hueco de unos 30 mm de profundidad para la cabeza del perno M12.

    1. Golpee levemente sobre la cabeza del perno M12 de manera que quede bien metida en el hueco de 30 mm de profundidad; así evitará que el perno gire durante el proceso de montaje.
    2. Seguidamente, coloque el eje metálico en la parte central del travesaño delantero (sistema de dirección).
    3. Por último, atornille a fondo los elementos del conjunto del eje.
  6. El bastidor de la carrilana

    La distancia entre los ejes delantero y trasero de la carrilana no es inamovible, pero sí que debe haber suficiente espacio para que el travesaño delantero (sistema de dirección) gire fácilmente. Vamos a hacer el bastidor con una tabla de anchura considerable (220 mm) y 150 cm de longitud. No vamos a usar materiales compuestos, ya que las tablas de madera resisten mejor las inclemencias del tiempo. Con una broca de 12 mm, haga un agujero a 18 cm de la parte delantera; en él introducirá el perno del travesaño delantero (sistema de dirección). A continuación, fije el travesaño trasero bajo la parte posterior de la carrilana.

  7. Montar el travesaño delantero (sistema de dirección)

    El travesaño delantero (sistema de dirección) pivota sobre el bastidor de la carrilana mediante el perno de 12 mm que mencionamos anteriormente. Este perno tiene una sección sin rosca en la parte superior. Lógicamente, debe tener un poco de holgura para que el travesaño delantero (sistema de dirección) pueda girar libremente. Pase dos arandelas metálicas por el perno M12 y aplique grasa entre las arandelas y el perno. Pase el extremo del perno M12 por la abertura del bastidor, coloque una arandela metálica sobre el extremo roscado del perno y fije el conjunto con dos tuercas M12 de cabeza hexagonal. También puede usar contratuercas de seguridad de nailon para evitar que se aflojen con las vibraciones. Apriete las tuercas en sentidos opuestos usando dos llaves del tamaño adecuado, o bien una llave ajustable.

  8. Montar las ruedas

    Los dos agujeros en los extremos de los ejes metálicos son para meter pasadores hendidos que nos permitirán fijar las ruedas con dos arandelas. Asegúrese de que las ruedas giren sin problema y aplique grasa en ambos extremos de los ejes para evitar un desgaste excesivo. Es buena idea volver a aplicar grasa de manera periódica (cada pocas semanas). Si utiliza ruedas con neumáticos hinchables, es mejor montarlas con las válvulas hacia dentro.

  9. SUGERENCIA!

    Si monta un gancho de remolque en la parte delantera de la carrilana, le resultará más fácil tirar de ella.
  10. El asiento

    Merece la pena hacer un buen asiento para su carrilana. Además, es muy fácil de hacer. Necesitará cinco listones de 50 cm de longitud para el asiento propiamente dicho y otros cuatro para el respaldo. En los laterales bajo el asiento atornillaremos dos listones más de la misma anchura y grosor y unos 45 cm de longitud que nos permitirán atornillar de manera segura el asiento al bastidor. El respaldo (hecho con cuatro listones) lo colocaremos en ángulo respecto al último listón del asiento. A continuación, haremos dos piezas triangulares con un ángulo de unos 60° y las atornillaremos a los listones del respaldo y a la parte de atrás del bastidor. Para que el asiento sea más cómodo, se puede poner un cojín encima.

  11. Tope para el travesaño delantero (sistema de dirección)

    Bajo el bastidor colocaremos un tope para el travesaño delantero (sistema de dirección) que actúa como elemento de seguridad, ya que evita que el eje delantero gire demasiado contra el bastidor, lo cual podría hacer que la carrilana volcara o causar lesiones en los pies del piloto.

  12. El freno

    El freno lo vamos a hacer con una pieza de madera en cuyo extremo haremos unas ranuras o fijaremos un trozo de neumático para que no se desgaste tan rápidamente.

    Atornille la pieza de madera del freno al bastidor. Se puede montar a la izquierda o a la derecha Al tirar de la pieza de madera del freno hacia atrás, la fricción contra el suelo reducirá la velocidad de la carrilana. Es buena idea fijar al bastidor un taco de refuerzo que ayude a soportar la fuerza de frenado.

  13. Sistema de dirección

    Vamos a intentar que sea lo más sencillo posible. Primero, taladramos dos agujeros horizontales para la cuerda de dirección en los extremos derecho e izquierdo del travesaño delantero (sistema de dirección). Taladre dichos agujeros en ángulo, de manera que sobresalgan por la parte de arriba del eje y más o menos por la mitad. También puede fijar la cuerda de dirección con dos cáncamos. Asegúrese de que los nudos en los extremos de la cuerda sean lo suficientemente gruesos como para evitar que la cuerda se salga por los agujeros. Pase la cuerda por una pieza de madera que el piloto podrá utiliza como mango para no dañarse las manos con la fricción.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Construir una carrilana o auto loco

3.4
3.4 of 5

36 total

  • 5
    15
  • 4
    7
  • 3
    2
  • 2
    1
  • 1
    11