Construir una cama fría

76% of 100%

Un cajón o cama fría es una forma ideal de empezar su huerto y de cultivar sus propias frutas, verduras y plantas aromáticas. La cama fría tiene una cubierta de cristal que crea un entorno cálido para proteger del mal tiempo a los plantones, aún muy sensibles. También puede ponerla en un balcón o en el patio.

Puede usar su cama fría durante todo el año. A partir de marzo, los plantones que haya germinado en interior puede pasarlos a la cama fría, donde continuarán su crecimiento. En otoño podrá plantar las verduras que se cosechan en invierno. Y en verano podrá quitar la cubierta de cristal y dispondrá de un estupendo semillero en el que enraizar esquejes. Las camas frías son también ideales para que los plantones germinados en interior se aclimaten a las condiciones del exterior (temperatura, luz solar...). Cuando lleguen los primeros días de sol, acuérdese de quitar la cubierta de cristal o de mover la cama fría a un lugar con sombra para evitar que los plantones se quemen. Con las primeras escarchas, deberá poner una esterilla de mimbre o similar sobre la cubierta de cristal para proteger las plantas del frío.

Coloque la cama fría en un lugar soleado, orientado al sur y a resguardo del viento. Así sus plantas crecerán estupendamente aun en las épocas de frío.

Materiales necesarios
- Tablas de 2 cm de grosor y 20 cm de anchura
- Tablas de 1,5 cm de grosor y 4,5 cm de anchura
- Listones de madera de 45 x 45 cm o 45 x 70 cm
- Tornillos de acero galvanizado
- Vidrio plástico o vidrio de ventana
- 3 bisagras
- 4 escuadras metálicas en forma de L
 

  1. Diseñar la cama fría

    Hemos optado por una estructura de madera, que puede rematar pintándola si lo desea. Vamos a construir la cama fría con una altura que le permita acceder a la parte superior fácilmente, sin tener que inclinarse demasiado. La cama fría tendrá una ventana transparente que dejará entrar mucha luz. Tendrá también un diseño en pendiente para evitar que se acumule el agua de lluvia. La cubierta de cristal tendrá bisagras; así resultará más fácil abrirla para ventilarla o acceder a las plantas. Por la tarde, recuerde siempre cerrar la cubierta para mantener el calor del interior.

  2. Serrar los laterales en pendiente

    Para hacer la parte superior de la cama fría, empezaremos serrando una tabla de 60 cm en diagonal, de manera que queden dos mitades iguales que utilizaremos para hacer las paredes laterales en pendiente, gracias a las cuales se evacuará fácilmente el agua de lluvia. Mida la diferencia de altura entre el extremo superior e inferior de la tabla en pendiente (A). Esta diferencia de altura será igual a la diferencia de longitud entre las patas delanteras y las traseras.

  3. Montar la estructura básica

    El primer paso para construir la cama fría es montar la estructura, que consta de cuatro postes verticales y cuatro barras horizontales. A continuación, mida y marque la diferencia de longitud entre los postes verticales delanteros y traseros (A). Antes de serrar los postes, fije las barras laterales.

  4. Montar el lado izquierdo

    Hemos optado por usar tablas de 2 cm de grosor para que la estructura sea sólida. Para evitar que la madera se astille al atornillar las piezas entre sí, pretaladre todos los agujeros para los tornillos. Atornille la tabla en pendiente del lado izquierdo a los postes verticales. A continuación, sierre los postes a la longitud adecuada con la sierra de mano.

  5. Montar el lado derecho

    Atornille la tabla en pendiente del lado derecho a los postes verticales. Utilice un nivel de burbuja para comprobar que las tablas quedan en posición vertical. Para que la estructura sea aún más sólida, sugerimos utilizar cola impermeable en las juntas. A continuación, sierre los postes a la longitud adecuada con la sierra de mano.

  6. Montar el panel trasero de la cama fría

    Fije las tablas del panel trasero a los postes largos de manera que quede al ras con los laterales derecho e izquierdo. Asegúrese de que los postes estén bien alineados con la estructura en ambos extremos. Utilice una broca de avellanar para los agujeros de los tornillos; así las cabezas de los tornillos quedarán bien embutidas en la superficie de las tablas.

  7. Montar el panel frontal

    Fije las tablas del panel delantero a los postes cortos de manera que quede al ras con los laterales derecho e izquierdo. Asegúrese de que los postes estén bien alineados con la estructura en ambos extremos. Asegúrese de que los paneles laterales encajen bien entre sí y de que toda la estructura quede vertical.

  8. Montar el panel del fondo

    Fije las tablas del fondo a las tablas horizontales de la parte superior. Con la sierra de calar, recorte en las esquinas los huecos para meter los postes verticales, de manera que las tablas encajen perfectamente entre sí. Atornille las tablas del fondo al interior de la estructura.

  9. Montar la balda inferior

    Fije las tablas del fondo a las tablas horizontales de la parte inferior. De nuevo con la sierra de calar, recorte en las esquinas los huecos para meter los postes verticales, de manera que las tablas encajen perfectamente entre sí.

  10. Hacer el marco de la ventana

    El marco de la ventana tendrá la misma anchura que la cama fría, pero el borde frontal tendrá un voladizo de 6 cm, cuya finalidad es doble: facilitar la apertura de la ventana y evitar que el agua de lluvia pueda gotear al interior de la cama fría. Las esquinas del marco de la ventana las haremos con entalladuras a media madera.

    Si va a optar por el vidrio de ventana, tenga en cuenta que pesa más, así que convendrá que use una madera más gruesa para el marco. También puede dividir el marco en dos secciones que podrá abrir de manera individual.

  11. Montar el vidrio

    A continuación fijaremos a la parte superior y los laterales del marco de la ventana unos listoncitos de madera que actuarán de topes para que el vidrio no se mueva. Dejaremos el fondo del marco de la ventana abierto para que el agua de lluvia pueda evacuarse sin problemas. Seguidamente, fijaremos la ventana de vidrio usando ganchos roscados.

  12. Fijar la tapa superior

    La ventana la fijaremos a la parte más alta con tres bisagras.

    Es mejor usar bisagras que puedan montarse y desmontarse fácilmente, deslizando la ventana a un lado. Si lo desea, puede fijar dos topes con pivote en la parte de delante, que permiten dejar una rendija abierta en la ventana para ventilar.

  13. Colocar soportes espaciadores

    El último paso del montaje es hacer soportes que permitan dejar la ventana abierta en diferentes posiciones. Una solución sencilla es utilizar un listón espaciador que cortaremos a la longitud adecuada.

    Si quiere un sistema más completo y ajustable para dejar la ventana abierta, puede basarse en el de las tumbonas de toda la vida: un soporte de madera que se encaja sobre un listón (también de madera) donde se practican varios huecos. Para mayor estabilidad, puede poner dos soportes de madera (uno a cada lado de la cama fría).

  14. Acabado de la cama fría

    Si quiere poder mover su cama fría fácilmente sobre una superficie dura, puede montar ruedas de acero bajo los postes verticales. Así podrá llevarse la cama fría a un lugar con sol (o con sombra) sin ningún esfuerzo.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Construir una cama fría

3.8
3.8 of 5

5 total

  • 5
    3
  • 4
    0
  • 3
    1
  • 2
    0
  • 1
    1