Colgar una barra para una cortina

72% of 100%

Las cortinas se colocan en salas de estar y dormitorios para dar intimidad y evitar que entre luz. También atenúan los ruidos provenientes del exterior y mitigan el frío o el calor. La forma más habitual de colgar cortinas es utilizar un riel de metal o aluminio fijado a la pared o al techo con escuadras.

  1. Elegir el lugar adecuado

    Dependiendo del espacio disponible y de sus preferencias personales, puede optar por diferentes soluciones para colocar el riel de la cortina delante de la ventana.

    1. En el marco de la ventana
    Las escuadras en ángulo se fijan al marco de la ventana.

    2. Dentro del marco de la ventana
    Las escuadras de montaje se fijan al interior del marco de la ventana, delante del cristal.

    3. En la pared
    Las escuadras en ángulo se fijan a la pared, por encima de la ventana.

    4. De pared a pared
    Las escuadras en ángulo se fijan a la pared o al techo, a lo ancho de toda la pared. Con este método de montaje se puede colgar una cortina que cubra toda la pared.

  2. ¿Qué tipos de rieles existen?

    Puede utilizar diferentes tipos de rieles, escuadras y correderas que se basan en dos sistemas (en el mismo orden que en las ilustraciones):

    Riel en U de acero:
    Los rodillos y topes de los extremos se deslizan para meterlos en el perfil en U, con lo que resultan menos visibles.

    Riel en I:
    Los rodillos y topes de los extremos se deslizan para meterlos en el borde inferior del perfil en I, con lo que resultan menos visibles desde fuera.

    Riel en U de aluminio:
    Los deslizadores y topes de los extremos se deslizan para meterlos en el perfil en U, con lo que resultan menos visibles.

  3. Medir la longitud del riel

    Para que las cortinas permanezcan separadas de la ventana cuando están abiertas, se deben dejar unos 20 cm a cada lado. Esto significa que el riel debe ser 40 cm más largo que la anchura de la ventana (incluyendo los marcos). Coloque las escuadras exteriores a 10 cm de los extremos del riel y ponga escuadras adicionales cada 50 cm. Con ello conseguirá un espaciado agradable a la vista y evitará que el riel se combe una vez colocadas las cortinas.

  4. Corte el riel a medida

    Sierre el riel al tamaño adecuado, con el lado plano mirando hacia arriba.

  5. Hueco entre el riel y la pared

    Coloque el riel de manera que la cortina cuelgue libremente, con un hueco de 7 cm respecto a la pared. Si va a colocar un riel doble (por ejemplo, para colocar cortinas exteriores adicionales), añada otros 5 cm a los 7 cm mencionados.

  6. Montar las escuadras del riel contra el marco de la ventana o la pared

    Mida la posición de la primera escuadra, marque los agujeros y pretaládrelos con una broca fina (si va a fijar las escuadras al marco de la ventana). Si va a fijar las escuadras a una pared de mampostería, utilice una broca de mampostería de 6 mm y tacos. Luego monte la primera escuadra, pero deje los tornillos sin apretar Inserte el riel en la escuadra y colóquela en horizontal utilizando un nivel de burbuja. Seguidamente, marque la posición de la segunda escuadra. Asegúrese de que las escuadras de los lados derecho e izquierdo están a la misma distancia del marco de la ventana.

  7. Montar las escuadras del riel contra el techo

    Mida el centro del marco de la ventana y marque el centro del riel en el techo utilizando una escuadra de comprobación. Desde ese punto del techo, mida las posiciones de las escuadras en los lados derecho e izquierdo. Asegúrese de que hay un hueco lo suficientemente grande entre la escuadra y la ventana para poder abrir y cerrar las cortinas sin problema. Existen escuadras especiales para el techo que pueden utilizarse con las cortinas de doble riel.

  8. SUGERENCIA!

    En el caso de techos de paneles huecos o placas de yeso, deberá utilizar tacos especiales (de mariposa o con resorte). Consulte también el artículo «Paso a paso: Trabajar con tacos para pared».

  9. Correderas, rodillos, deslizadores y ganchos

    La cortina se engancha a las correderas, rodillos o deslizadores (ver "¿Qué tipos de rieles existen?"). Existen diferentes tipos de correderas, rodillos y deslizadores, pero todos funcionan de la misma manera. Pase uno de los ganchos por el agujero de la cinta de cortina, inclínelo hacia delante y deslícelo para meterlo en la corredera o sobre ella. A continuación, atornille los topes a los extremos del riel. Estas piezas, que puede encontrar en diferentes tipos según el riel que esté utilizando, evitarán que los rodillos se salgan por los extremos del riel.

  10. Colocar una galería

    Si desea ocultar la parte superior de las cortinas, puede colocar una galería o guardamalleta. Si la galería no es demasiado pesada, puede fijarla a las escuadras del riel utilizando pequeños soportes o escuadras adicionales. Puede rematar los extremos de la galería plegándolos hacia la pared.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Colgar una barra para una cortina

3.6
3.6 of 5

92 total

  • 5
    40
  • 4
    16
  • 3
    11
  • 2
    10
  • 1
    15