Aplicar sellador

84% of 100%

El sellador se utiliza para rematar las juntas, evitar que entre humedad y rellenar huecos. Es elástico, así que ofrece cierto margen de maniobra. El sellador se vende en tubos y cartuchos. Un cartucho suele ser suficiente para una junta de unos 12-13 m de largo, con un grosor de 5 mm.

  1. ¿Qué tipo de sellador utilizar?

    La composición del sellador determina su elasticidad y lo rápido que se endurece. Para uso general, basta con un sellador universal. En el baño y otras áreas con bastante humedad, lo mejor es utilizar un sellador resistente al moho. Así se evita que las juntas se ennegrezcan con el paso del tiempo. Tenga en cuenta que hay selladores sobre los que se puede pintar y otros sobre los que no.

  2. Unión

    No todos los tipos de sellador son adecuados para cualquier trabajo. Por ejemplo, el sellador acrílico no es adecuado para usarlo sobre cristal, azulejos y otras superficies lisas, mientras que los selladores bituminosos, la goma de silicona y el teflón ofrecen mayor adherencia en superficies bituminosas y tejados. En algunos casos, puede mejorarse la adherencia aplicando primero una capa de imprimador.

  3. Pintar sobre un sellador

    Mayoría de selladores son de color blanco, gris, negro, marrón o transparente. Puede elegir el color más parecido a la superficie en cuestión, o bien pintar el sellador del mismo color que la superficie. Consulte primero las instrucciones del sellador para ver si se puede pintar encima. Si prevé pintar encima del sellador, recuerde que la pintura no es elástica, por lo que es posible que se agriete si se produce algún movimiento en la junta.

  4. Oxidación

    Si el sellador contiene algún componente ácido, es posible que la superficie sobre la que se ha aplicado sufra oxidación. Esto puede ocurrir en espejos, losas de piedra y mármol, aluminio o cobre. Si quiere asegurarse de que esto no ocurra, opte por un sellador no ácido. Puede comprobarlo fácilmente oliendo la parte inferior del cartucho.

  5. Limpiar la superficie

    Si desea rellenar una grieta en la esquina de una pared, primero deberá retirar todo el material suelto con una espátula triangular o un cuchillo afilado. A continuación, limpie el hueco con un cepillo o aspiradora. También deberá retirar cualquier resto de pegamento, sellador o aceite utilizando alcohol o desengrasador.

  6. Cinta de carrocero

    Si quiere obtener un resultado lo más limpio posible y no sabe si podrá aplicar el sellador en una línea perfectamente recta (sobre todo en lugares de difícil acceso), lo mejor es utilizar cinta de carrocero. Aplique la cinta de manera que cubra ambos lados de la línea que necesite sellar y retírela antes de que se seque el sellador.

  7. Uso del cartucho de sellador

    Utilice un cúter para retirar el sello del cartucho. A continuación, corte la punta de la boquilla del aplicador. Debe ser un corte pequeño para que la línea de sellador sea fina. Si corta una parte grande de la boquilla, la línea de sellador será más ancha. La línea de sellador debe ser 1 o 2 mm más ancha que el hueco que necesite rellenar. A continuación, cargue el cartucho en la pistola. Cuando apriete el gatillo, la boquilla del aplicador se llenará de sellador. Deje de apretar en cuanto vea salir el sellador.

  8. Hacer el sellado

    La mejor posición de trabajo es sostener la pistola con un ángulo de 45° y mover la pistola hacia usted. Para aplicar el sellador de forma uniforme, deberá buscar la velocidad de trabajo adecuada. Si el movimiento es demasiado lento, la superficie de sellado será irregular y con desniveles y desperdiciará sellador. Si es demasiado rápido, no llenará bien el hueco. Cuando llegue al final del hueco, suelte el gatillo y presione el botón o palanca situada en la parte posterior de la pistola. De esta manera, liberará la presión y el flujo de sellador se detendrá inmediatamente. De no hacerlo así, seguirá saliendo sellador de la boquilla.

  9. Rematar la línea de sellador

    Ponga agua y jabón en el lavabo o en un barreño, humedezca un dedo con un poco de agua jabonosa e iguale la línea de sellador. El jabón evitará que el sellador se le pegue al dedo. También puede aplicar un poco de agua jabonosa con un pulverizador. Retire cualquier resto de sellador con el agua jabonosa. Una vez se haya secado el sellador, puede retirarlo con un cuchillo y una esponja dura. También existente espátulas y limpiadores especiales para aplicar y retirar sellador.

Calificación general

Califique estas instrucciones paso a paso.

Aplicar sellador

4.2
4.2 of 5

184 total

  • 5
    96
  • 4
    55
  • 3
    12
  • 2
    9
  • 1
    12